DE052BC7-A65D-4C71-937C-2FE49722049E

Maratón Hamburgo 2019

Hola chicas!

Porfin un poquito de tiempo para escribir lo que ha sido mi 4ª Maratón, esos 42,195km de carrera. Porqué si algo tengo claro, es que una maratón se corre, ese es el reto y para ello hay que entrenar y hacerlo bien. Por eso, voy a empezar desde un poquito más atrás.

El año pasado en noviembre del 2017 quería hacer la Maratón de Valencia pero al final dejé la preparación a medias, no estaba preparada. Cuando sentí que estaba algo mejor, decidí ir a por la Maratón de Barcelona en marzo 2018. Hice toda la preparación, me costó horreres, nunca sentía buenas sensaciones, mi cabeza no me acompañaba y al final el día de la carrera en el km 32 decidí retirarme. El año pasado fue un año complicado, tenia un familiar con cáncer de pulmón y no estaba bien ni a nivel personal ni tampoco a nivel profesional. Fué un año de respetarme mucho, de tomar decisiones y de cerrar etapas.

Así que cuando tomé todas las decisiones que necesitaba y me despedí de este familiar, simplemente dejé que todo avanzara poco a poco… y un día sentí las ganas e ilusión de volver a intentar prepararme para una Maratón: Maratón Hamburgo abril 2019. Esta vet tenía ganas y iba a prepararla con mi mejor amiga, Laura Feliu de Equilibra’t.

Y sabéis qué? lo más duro no solo es conseguir correr esos 42,195km, sino llegar a la linea de salida, comprometerse con el reto, con los entrenamientos, pasar frío, pasar calor, pasar lluvia, vencer la pereza, entrenar con fatiga, nutrirse bien para tener la energía necesaria, el descanso… pero además, compaginarlo con el día a día, el trabajo, la familia, los estudios y la vida social.

Después de 8 meses más o menos de entrenamientos, de sentir el apoyo de mi familia, de mi pareja y entrenador (Jordi Martín), de la ayuda de mis alumnas, del equipo #opalteamwomanreus, mis compañeras, amig@s, conocid@s, cada vez estaba el día más cerca y yo cada vez me sentía con más ganas, con miedo, con respeto (algo que creo que corras la distancia que corras, nunca debes perder), la ilusión, la emoción… pero el maratón tiene sus cosas, y 3 semanas antes cogí un virus intestinal, bajón, lágrimas, superación… esto ya es MARATÓN, superación constantemente, lucha, entrega, sacrificio y una vez pasas todo esto, de golpe ya estás en el avión camino a Hamburgo.

Viernes 26 a las 6:30 Laura y yo nos subíamos en el avión, durmiendo casi todo el viaje, llegamos a Hamburgo, fuimos al apartamento y nos ubicamos un poquito. Ese mismo día, decidimos ir a buscar los dorsales, algo que da una chispa importante, una vez tienes el dorsal, es como es sensación de: vale esta va en serio, ya no hay marcha atrás.

IMG_8384

Al terminar nos fuimos al apartamento prácticamente a no hacer nada, descansar y comer bien. Durante toda la preparación y siempre hay que alimentarse bien, pero los días previos la comida es más específica, la hidratación y las sales minerales suman una gran importancia. Y un clásico, poner las piernas en alto, para mi ya es un ritual per-carrera!

IMG_8385

Sábado 27 de abril, por la mañana nos despertamos tranquilas, desayunamos y salimos a hacer la activación pre-carrera, muy suave, muy tranquilas, tuvimos muy buenas sensaciones, se sentía la ilusión, las ganas, los nervios. El día era precioso, sol, calorcito, era genial ya que la previsión era lluvia y viento.

IMG_8382

Después de la duchita fuimos a ver un par de cositas de Hamburgo, aunque si me preguntáis algo de ahí, realmente no he visto NADA jjajajaa.

IMG_8383

Volvimos al apartamento para comer y ya empezar a preparar todo el material, descansar, dormir bien, visualizar y encontrarnos con el domingo.

IMG_8381

DOMINGO, día de la carrera:

Nos despertamos a las 6:00h de la mañana para estar desayunando a las 6:30h, vestirnos, digerir el desayuno, hidratarnos y salir con tiempo para la carrera. Cuando nos dio por mirar por la ventana, vimos que estaba lloviendo y esto hizo que cambiáramos un poquito el tema de la ropa y decidimos ponernos manga larga. Decidimos preparar una bolsa para el guardarropía para tener ropa para cambiarnos al terminar la carrera. Nos preparamos y salimos.

En el metro ya había ese ambiente guay de carrera, de nervios, de sonrisas, de concentración, se respiraba Maratón y eso me encanta. Últimos pipís, últimos abrazos y a por ello.

fullsizeoutput_1fc3

Laura y yo ya estábamos con el momentazo de: VAMOS VAMOS VAMOS QUE YA LO TENEMOS! Y PAM inicio de carrera. La idea era empezar suave, yo me sentía cómoda, aunque quizás iba un pelín más rápido y esto lo pagué. El ambientazo era espectacular, mucha animación incluso con la lluvia la gente estaba en la calle dando mucho apoyo. Los corredores se animaban entre ellos, estaban emocionados y eso a mi me hacía sonreír cada km y en mi mente pensaba: como me gusta correr. Hubo un momentazo donde entrabas en un tunel dónde todo el mundo se puso a gritar y eso me puso ls pelos de punta, se me pusieron los ojos llorosos.

Hasta el km21 iba bien, a partir de ahí empecé a coger frío, la lluvia me dejaba la camiseta de manga larga empapada contra mi piel, mi cuerpo  y sentía que mis piernas cada vez pesaban más, sobretodo los gemelos… así que decidí bajar el ritmo y seguir con mi mente positiva disfrutando de cada km, recordando que esta carrera la hacía por un motivo, superarme a mi misma, sacarme la espinita del año anterior y llegar a meta, ese era el objetivo.

Laura me adelantó, iba fresca como una rosa la tía jajajaa y decidió acompañarme todo lo que quedaba de carrera, cada vez los quilómetros me pasaban más lentamente pero mi cabeza estaba fuerte, mi sonrisa más o menos seguía. Tenia tanto frío que cada vez que tenía que tomarme un gel o sales minerales, me resultaba imposible abrir la cremallera de mi cinturón o coger la suplementación, tenía las manos heladas y los labios morados.

Recuerdo perfectamente que miré a Laura y le dije, que duro es un Maratón, Valencia (próximo reto que tenía en mente o que tengo) no la hago jajjajajaa.

Lo guay era que entre el ambiente y toda la planificación de los geles y sales minerales, tenía la mente ocupada, iba sumando pequeños retos, pequeñas distancias: venga en «X» quilómetro hay avituallamiento y toca gel, al llegar ahí, ya visualizaba el siguiente, por lo que ibas sumando poco a poco.

Los últimos 3km fueron muy largos, lentos, fríos, tenía muy claro que la meta ya estaba ahí, iba disfrutando del ambiente, con mi sonrisa, quería verlo todo aunque las piernas les costara horrores moverse jejejeje.

Cuando finalmente llegamos al km 42, Laura y yo nos cogimos de la mano, Laura me dijo: tía estás gelada!  y nos miramos rollo: LA MEDALLA ES NUESTRA, y cruzamos la linea de llegada.

DE052BC7-A65D-4C71-937C-2FE49722049E

Yo congelada, solo pensaba en la puñetera medalla jajjaa, las que me conocéis, sabéis que me encantan, si o si las guardo todas desde pequeña, me gustan, son un recuerdo de la experiencia vivida y fuimos a por ella, abracé al hombre que nos la ponía mientras temblaba con mis labios morados y manos heladas.

fullsizeoutput_1fb7

Al terminar las piernas pata-palo, con un globo de emociones, fuimos a por el masaje y nos cambiamos de ropa y directas al apartamento y de ahí a por nuestra recompensa, una super pizza al ladito de «casa».

fullsizeoutput_1fb4

Estoy muy muy contenta, aunque es verdad que por los ritmos que llevaba en entrenamientos, por como sentía mi cabeza, mis visualizaciones, meditaciones, mis sensaciones, pensaba que correría un poquito más rápido, pero chicas, esto es un Maratón, es duro y sigo sin entender como hay personas que no se dedican al sector del entrenamiento que se preparan solas, es decir que no llevan una preparación específica, no lo entiendo jefe y creo que no lo entenderé… porque un Maratón no es una tontería, son muchos quilómetros, mucho trabajo mental, muchas ganas, mucha ilusión, mucho trabajo y para hacerlo bien debemos estar en buenas manos y incluso así, pueden haber imprevistos.

Me siento feliz, con ganas de seguir aprendiendo, evolucionando y avanzando. Ahora unos días de recuperación activa, volver más a la práctica de yoga, oxigenar piernas, recuperarme y a por otra cosa mariposa.

 

Gracias por leerme 🙂

7 comentarios en “Maratón Hamburgo 2019

  1. Gran mooolt gran!! Ni la pluja ni el fred podien parar-te!!ho sabiaaa! I estava segura q aquest somriure es passejaria per Hamburg!!!! Road to….
    🔝🙌🏻🙌🏻🙌🏻❤️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *